Blog de música rock y metal

Entradas etiquetadas como “España

“¡Pendejo!… Rock Con Mentadas De Madre”


 

“La mierda subiendo y tu sin flotadores…”

Trompetas potentes, riffs corrosivos, distorsionados y pesados que junto a una batería machacante y una voz bien machota, dan como resultado a una banda llamada “¡Pendejo!”

No, no es broma, así se llama la banda y sí, la que ves arriba es el coro de la primera rola de su disco “Cantos A La Vida”.

Muchos ya habrán escuchado a la banda y su primer “sencillita, pero carismática” rolita de “Arrecho Vengo”. Para otros puede ser la primera vez que escuchan (leen) el nombre de la banda, y, sí son tan simples como yo…seguramente se rieron al escuchar que “Pendejo” es nombre de una banda musical. Estés en el primer grupo, de los conocedores o estés en el segundo, de los ignorantes (en cuánto a la música de Pendejo, cabe aclarar) este post está hecho nada más y nada menos para hacerle promoción a esta banda holandesa. ¿La razón?…do i need one? Jaja…it’s my fucking blog! Y estos tíos son la mera onda andante.

Con un poco de historia les comentaré lo que van a encontrar en muchos otros lados. La banda es holandesa, tienen su lugar de residencia en Amsterdam… la capital de los países bajos y casa de la Mariguana permitida y el sexo sin tabúes. La ciudad paradisiaca para las mentes pervertidas y la ciudad infernal para los santis mojigatos.

Don Pastuso y su Trompeta

Estos holandeses cantan en Español, un español lleno de modismos provenientes de los distintos países latinoamericanos dónde pasaron unas buentas temporadas. España, Colimbia, Perú, Costa Rica, entre otros países, les dieron a estos 4 europeos un Español colorido y con experiencias varias para plasmar en sus letras. Las temáticas son odas al alcohol, críticas divertidas, experiencias varias y el amor a la “Juana”.

Su música está armada por un vocal que toca la trompeta, agregando un sonido único al rock de ¡Pendejo! Que recibe el apodo de “El Pastuso”, una guitarra con riffs pesados y bien rockeros de nombre Arjuan “Er Juan”. En el bajo que suena corrosivo está “Monchito” y en la ritmo de batacas está “Pepellin” Rosen. Estos “tíos” son todos encargados de haber dado un disco muy metido en la onda del “Stoner Rock” pero con un sonido bastante propio y bien utilizado.

“Cantos A La Vida” abre con la rola “Flotadores” (coro con el que comienza este post) y abre directo con los riffs distorsionados a todo lo que dan, mientras el bajeo se puede escuchar claramente para hacer una pared musical de rock de calidad. La bataca con un buen ritmo que marca los cambios de ritmo y a la mitad de la rola podemos escuchar la trompeta de “El Pastuso”…quién también canta la canción con una voz muy peculiar y grave. Una excelente rola para abrir un disco, con energía que te hace mover la chola de una manera bonita.

Luego “Llorón” hace la entrada entre riffs y sonido de la bataca constante y rápido para luego dar paso a una parte más callada y “relajada” donde el sonido del bajeo nos toma por sorpresa, mientras escuchamos en el fondo el sonido de la guitarrita distorsionada. La voz de “El Pastuso” canta “sí intentamos, joder, logramos!”. En los coros unas voces femeninas hacen de esta rola, de ritmo medio, suene aún más contundente.

“A mí me llaman el perro callejero y me dicen marihuanero…”, así abre la canción de “Arrecho vengo” como un madrazo de guitarras a los oídos. Rockera, pegajosa, con actitud sucia, donde el sonido de los platillos de la batería se lucen a todo lo que puedan. “El Pastuso” canta en el coro, dónde ya suena la trompeta: “No sabrás de lo que soy capaz, pobrecita tu mujer como chanchita cantará”. Una rola que mantiene la energía del disco.

“Tan tan tan” le da su solito a la bataca de “Pepellin”, quién marca el paso decididamente, luego los riffs de “Er Juan” entran a acompañarla y subir la adrenalina de la rola. No es una canción tan rápida, pero suena maciza, y una de mis favoritas del disco por las letras: “Tus Amenazas me dan risa, tu poder me da igual…” Una rola con actitud que suena jodidamente buena en los coros y en dónde al final se le agrega el toque pendejo de trompeta. Buena rola en definitiva.

“La Vagancia (No me Cuesta”) es una chulada de canción que comienza a medio tiempo, batería, guitara y bajo formando un buen equipo. Esta rola tiene un ritmito al llegar a los coros bastante pegajoso y el vocal hace alarde de su forma de cantar muy “flamenca” por así llamarle. Sí a la rola le agregas unas buenas letras, cagadas y dónde se hace una buena crítica social y a la doble moral.

“La vagancia no me cuesta… y el domingo a la Iglesia”… conozco a un varios personajes pedos que siendo unos borrachos empedernidos y con el menor sentido de “moral” que van todos los domingos a darse golpecitos de pecho cómo buenos “niños bien”.

Posteriormente ¡Pendejo! Nos regala una rola con una intro hablada por el vocalo, una historia de “El Taxista Limeño”, una rola con un ritmo que comienza con actitud, esperando a hacer explosión en dónde todos los instrumentos nos dan la bienvenida a la rola. Una rola “lenta” por así decirlo. Lo mejor de esta canción, en mi opinión es el sonido de la trompeta. Un sonido muy particular.

“La Ola Negra” abre con el sonido de esa guitarra que parece haber definido el sonido de distorisión y la voz de nuestro vocal diciendo suavemente: “Aguantaré…” Una canción con mucha actitud y que propone lo mismo que las rolas anteriores. Siendo honesta, esta rola y la siguiente suenan bien chido, pero por alguna razón hacen que pierda la atención, tal vez porque no encontré algo que me hagan mantener el oído pegado…a excepción de las letras, como siempre. Suena bien, pero siento que puede ser de lo más flojo del álbum.

Luego sigue “La Ruta” que tiene una entrada que suena bien machita. Pero, al igual que la canción de “La Ola Negra”, no logro encontrar algo que me llame a escucharla con el agrado con que las otras rolas fueron escuchadas.

“Juanita” abre con la voz del vocalo a “Capela” donde predica: “…pero vendrá un día y se legalizará la Juana”. Con la intro de la rola, nos podemos imaginar la temática de las letras de esta canción. Una buena, buena rola que levanta un poco el nivel intermedio en que las dos rolas anteriores me habían sumido, con “Juanita” vuelves a sentir la música, el rock de entrañas y visceral que tanto gustan.

Con los riffs rápidos y la batería que avanza en el tiempo pegándole duro a los tambores llega “Comunicado”. La canción tiene energía, pero no es necesariamente de mis favoritas. Para gustos hay, tal vez a algunos si les agrade.

La siguiente canción es “Nadadoras”…probablemente una de las canciones más cagadas que he escuchado últimamente. Su crítica a los “dogmas de belleza” en nuestros días se ven ridiculizados a más no poder. Es una canción a medio ritmo, y que, tal vez no ofrezca un ritmo tan pegajoso como otras canciones pero que en definitiva es 100% disfrutable cuándo escuchamos a “Monchito” y su bajo cristalino a mitad de la canción y “El Pastuso” canta alegremente: “Nada, nada por delante ni nada por detrás…”. Y al final, el ritmo se hace más rápida, lo suficiente cómo para echarte un bailesín de cabeza rockera.

Y finalmente, llegamos a “Eclipse 2000” donde la batería de “Pepellin” nos da la bienvenida con el ritmo de sus  tambores, una rola que comienza tranquila y que se va inflando para dar paso a una entrada con actitud rocker a todo lo que da. Una buena forma de cerrar un disco bien pensado.

Su mercado y su filosofía es dar rock pesado, riffs poderosos y un sonido propio y “Cantos A La Vida” logra perfectamente sus objetivos. Tienen esas dos rolas que de verdad, no me gustan tanto, pero que no logran perder el ímpetu y la adrenalina que el resto de las canciones te regalan con los sonidos emitidos de cada uno de los instrumentos.

Un buen disco recomendado para los que disfrutan del Stoner, del rock en general e íncluso hasta los metaleros podrían tener una agradable sorpresa sonora en ¡Pendejo!. 

Va para arriba el disco…pero hasta mañana, tuve un problema con mi cuenta de mediafire… les podré abajo el link, un saludo. Aunque estos tipos comienzan y que vayan y compren el original seguro no les vendría nada mal jajaja… dilema moral que será resuelto mañana.



Venga a nosotros tu indiferencia y desinformación…


Y aquí estamos un día después de que sorpresivamente EU le gana a España 2-0. Logrando su pase a la final de la Copa Confederaciones y esto trae consigo la tristeza de muchos aficionados, así como el temor por lo que los gringuitos podrían hacerle a nuestro equipo en el Estadio Azteca.

No soy fan del futbol, no provengo de una familia apasionada por este deporte…ni siquiera mi padre lo ve; es uno de esos pocos inadaptados sociales que no disfruta de la costumbre de ver el partido con unas chelas en la mano. Puede ser por eso (o porque soy una amargada) que me parece IMPRESIONANTE ver la INMENSA atención y preocupación que muchas personas le dan a este tema.

Es increíble ver como las noticias de los periódicos electrónicos que hacen alusión al triunfo de EU sobre la Madre Patria se encuentran repletas de comentarios de aficionados a este deporte. Unos apoyan a Estados Unidos, otros más se lamentan por España, otros más dicen que Brasil les dará su merecido. Los comentarios de apoyo y “ardición” por el resultado de este partido los encuentras por todos lados, hasta en los mensajes personales de muchos contactos en el Messenger.

La increíble atención que esta noticia gano, me hizo deslizarme por el resto de las secciones de distintos periódicos electrónicos para leer noticias de otras secciones y me encontré con algo bastante peculiar. En muchas de las noticias apenas y podemos encontrar opiniones sobre las noticias que se dan a conocer. No estoy en contra de apasionarnos por ciertas cosas, como el Fútbol…yo misma tengo un profundo respeto por la natación y de vez en cuando me gusta saber cómo anda el mundo de este deporte. Pero ¿por qué nadie tiene en sus mensajes personales algo que haga alusión a los 47 niños muertos en Sonora?, ¿qué acaso esos niños que murieron calcinados no sufrieron tanto como algunos aficionados del fútbol después de los resultados del partido de ayer? O ¿por qué nadie expresa su profundo descontento con el espectáculo que se han dedicado a montar el Secretario de Gobernación y el Gobernador del Estado de Sonora? , ¿acaso es divertido ver cómo una vez más las noticias vuelvan a hacer titulares de cómo las autoridades se “tiran la bolita” para ver quién tiene más responsabilidad en el incendio de la guardería ABC?

Para los que les gusta enterarse de cosas “más interesantes”, ahí tenemos el caso de la francesa Florence Cassez, quién ha sido sentenciada a 60 años de cárcel en México debido a un supuesto delito de secuestro, del cual la gala declara ser totalmente inocente de los cargos. Lo gracioso es que muchos no saben de esta noticia y los que acaso se han tomado la molestia de escuchar algo no logran decirse a sí mismos: “qué curioso que a los secuestradores extranjeros los agarren tan fácilmente y los pongan bajo todo el peso de la Ley… y a los secuestradores mexicanos pasen años y años sin tener la más mínima pista de quiénes son”.

En fin, un gran número de noticias que pasan cada día desapercibidas bajo nuestras narices las cuales están tan acostumbradas a oler la suciedad y putrefacción a nuestro alrededor que hemos preferido desarrollar el mejor desentendimiento e indiferencia para hacer que como que nada huele mal y todo se ve bien. Nos quejamos de que el gobierno hace mil cosas debajo del agua, que la corrupción está tan integrada a nuestro sistema social como cualquier otra persona o cualquier otro diputado en la cámara pero cuando agarramos un periódico o encendemos la televisión ponemos toda nuestra capacidad de atención en noticias deportivas y de espectáculos.

Nos quejamos de que las autoridades y partidos políticos no escuchan nuestras opiniones ni lo que tenemos qué decir…pero ¿qué puede opinar o sugerir una persona que no tiene la más mínima idea de lo que ocurre a su alrededor?

El ignorante no tiene derecho a opinar porque nunca mostró algún interés genuino por informarse. Me incluyo a mi misma cuando digo que los jóvenes de ahora no nos interesamos por nada que no se encuentre cercano a nosotros, a nuestra vida diaria, a las cosas que nos interesan o a las personas que queremos. Me incluyo a mi misma cuando digo que a muchos nos da harta weba leer el periódico…

Es verdad que México no va a solucionar sus problemas (que todos sabemos que son un chingo!) pero también es verdad que si nosotros no comenzamos a formarnos un criterio a partir de la información que recibamos y busquemos la conciencia social que necesitamos para dar pequeños pasos hacia el progreso y la búsqueda por lo menos de un México menos corrupto, menos pobre y menos todo este México no va a venir ni aunque nos vayamos de rodillas de Campeche hasta la basílica de Guadalupe rezando todo el camino el “Padre Nuestro”. Porque ya no estamos en la época donde nos encomendábamos a Diosito y a todos sus santitos y ahí nos íbamos con la bendición para ver “que pasaba” con nuestro futuro; estamos en la época donde el que se queda sin hacer nada y desinformado es por (perdón por el adjetivo) pendejo. Ahí tienes el periódico, la televisión, la radio, el internet para mantenerte bien informado de todo lo que pasa.

Muchas veces la información en los medios llega distorsionada y pobre (Gracias Gatekeepers de Televisaenigmasm7!) pero de eso a no tener nada de material para opinar, es un gran avance. A mí también me encantaría encontrarme con que la selección mexicana gane una copa confederaciones, una copa mundial o mínimo el próximo partido contra nuestros vecinos queridos y adorados, pero no me puedo sumir en un mundo alterno en donde lo único que penetra mi caparazón son las noticias de fútbol.

Si tenemos un país hermoso pero jodido es porque nos gusta hacernos pendejos mientras los políticos hacen y deshacen a su antojo. Por eso y para no sufrir hoy antes de dormir me arrullaré con estas líneas:

“Padre Nuestro que estás en los cielos…venga a nosotros tu indiferencia para perdonar a los que nos ofenden” (alguien dijo Políticos??)

P.D. no estoy menospreciando el fútbol ni a sus aficionados, se les respeta de corazón.