Blog de música rock y metal

Reseña “Mr. Gnome”: Renovadores de Fe Musical.


Mr. Gnome

Hace ya unas semanas mantuve con mis compañeros locutores de “Alma Rockera”, una conversación bastante interesante. Hablabamos acerca de que a medida que hemos crecido se nos hacía más difícil encontrar discos que nos sorprendieran de principio a fin. Cada vez había menos artistas que nos regalan perfección en cada canción.

Efectivamente, poco a poco se me ha hecho más difícil encontrar discos que llenen mis expectativas… pero cuando tengo la fortuna de encontrarlos, no los dejo ir nunca.

Probablemente uno de los discos que me han embrujado este año, fue un disco que curiosamente vive hace más de un año en mi iPod y que por una u otra razón nunca le presté la atención que se merecía.

Tal vez era cuestión del destino, tal vez tenía que encontrar este disco en una etapa distinta de mi vida, una etapa en donde estoy tratando de cambiar muchas cosas, entre ellas mi tolerancia a otros géneros musicales.

Usualmente, mi género de cabezera es el metal, pero la banda de la que les vengo a platicar el día de hoy no se queda atrás en niveles de distorsión, locura y actitud rockera.

Hasta el día de hoy sigo sin recordar cómo es que “Mr. Gnome”  llegó a mi iPod. Tal vez el espíritu santo bajó y fertilizó sin permiso mi reproductor de mp3, con eso de que le gusta ir por la vida engendrando milagros…

¿Mr. Gnome? ¿Y esos quiénes son?

Mr. Gnome no es un personaje de novelas de aventuras fantásticas, sino una banda de rock… y una muy buena.

Mr. Gnome es una perfecta combinación entre distorsión, agresividad, actitud, ternura, psicodelia, rock garagero, atmósferas desquiciadas y muchas, muchas drogas.

Hace algunos años nació un duo que, específicamente para mi generación de rockeros, nos demostró que para hacer buena música no se necesita ser un virtuoso empedernido del rock psicodélico, que algunas veces, menos es más. Estoy hablando de los White Stripes… y hablo de ellos porque “Mr. Gnome” está formado precisamente por sólo dos personas: una mujer de nombre Nicole Barille, quién mueve sus dedos mágicamente por los trastes de la guitarra y es encargada de darle voz a la música, y el señor Sam Meister, un peloncito delgado que da maestría en la bataca, pulsando además los teclados y el sintetizador.

Mr. Gnome es una banda joven pero con ya varias grabaciones: Dos EP’s y 3 discos en el mercado. “Echoes in the ground” (EP, 2005), “Mr. Gnome” (EP, 2006), “Deliver this creature” (LP, 2008), “Heave yer skeleton” (LP, 2009) y “Madness in Miniature”, el cual no he tenido el gusto de escuchar.

Últimamente, he detectado que mi capacidad de síntesis ha disminuido aún más, por lo que no quiero aburrirlos con una extremadamente larga reseña de dos discos. Escogí hablar de su larga duración del 2009 “Heaver Yer Skeleton”, disco con el que los conocí y el disco que me han tenido hechizada durante largas semanas.

Este disco, es mágico. No es un disco fácil de escuchar en definitva. Me costó algo de trabajo digerirlo porque muchas cosas ocurren en él, muchos géneros y ritmos colisionan para dar a tus oídos un rock que te envuelve en una atmósfera única. Es verdad, al escucharlos te podrían venir a la mente algunas bandas de comparación y de las que probablemente este dueto tiene como referencia, pero te aseguro que una vez que los escuches te darás cuenta que nada se escucha como “Mr. Gnome” mas que “Mr. Gnome”. Así que vamos a comenzar nuestro viaje psicodélico.

Heave Yer Skeleton: La reseña

Heave Yer Skeleton, portada.

  • El disco abre con la canción “Spain”, y este dueto no pudo haber encontrado mejor manera de enamorarme. Una canción que comienza con el hermoso punteo de guitarra de Nicole, dándonos la bienvenida a una canción delicada, tierna, que va creciendo de la mano de los teclados de Sam y nos introduce de pronto a una atmósfera nostálgica, triste y mágica mediante la voz de Nicole, la cual cuenta con unos coros hermosos llenos de eco y que van penetrando en tus oídos. La guitarra comienza a rasgar sus cuerdas y Nicole nos envuelve con su voz únca. La batería comienza a marcar el paso y la canción crece con distorsión de guitarras y los platillos de Sam. Los coros llegan, acompañándose no sólo de la voz de Nicole, sino también la voz de Sam y de pronto nos encontramos con una canción que avanza decadente, pero que te transporta a un mundo asfixiante y envolvente. Increíble forma de empezar un disco y que termina después de un éxtasis de emociones y atmósferas, de la manera tan delicada como inició.
  • Después de esta primera canción, yo esperaba más o menos haber definido cómo sonaría la segunda rola, pero estaba equivocada. Esperaba tener una dosis de ternura – energía atmosférica/clímax- desenlance/ternura… pero NO. La segunda rola del disco comienza con unos aplausos que marcan la pauta para que la voz de Nicole entre sin titubeos a cantar “Hills, Valeys and Valium” (¿así o más junkie la cuestión lírica?), una rola de tan solo 39 segundos que nos lleva por un viaje atmosféricos y que nos introduce a la tercera rola del disco.
  • Sam Meister

    “Slow Slide”: Los coros de Nicole nos llevan de la mano para que los batacazos de Sam y la guitarra comiencen a sonar. Parece que la canción se la llevará en un medio tiempo, adornado con los sonidos de la guitarra, pero al llegar al coro, la velocidad sube dos rayas y vuelve a bajar enseguida. Me encanta ésta canción, por sus continuos cambios de ritmo. Los cambios de ritmo son muy comunes dentro del metal, pero en rock en general, muchas veces son sólo dos: el de los estribillos y el de los coros. Sin embargo, la banda se encargó de darle distintos ritmos y matices a sus instrumentos, para lograr una canción que sube y baja la velocidad como si un viaje en montaña rusa se tratara. Gran rola.

  • “Plastic Shadow” llega a hacer el cuarteto en el disco, introduciéndonos a un nuevo viaje con el instrumento de Sam Meister (sin albur) marcando el paso. Los rasgueos de la guitarra de Nicole aparecen al mismo tiempo que su voz. Una nueva rola en dónde los cambios de ritmo van de la mano y van creciendo en distorsión. El coro es una verdadera hermosura, con los guitarrazos y los sonidos de los platillos de la batería haciéndose uno solo, y donde los dos miembros de la banda dan una cátedra de porque los duetos musicales no deben ser subestimados a la hora de lograr grandes construcciones musicales. Debo comentar la capacidad vocal de Nicole. Es verdad, no es LA gran voz, pero tiene una marca única y su capacidad de encontrar el tono adecuado para ir de una mujer tierna a un chillido agudo de bruja para luego comenzar a raspar tu cerilla con una voz rockera sententera, es digna de ser mencionada aquí y en cualquier otro espacio que hable acerca de la banda.
  • La quinta rola del disco llega rápidamente en forma de rasgueo de guitarra, un rasgueo que lleva consigo un efecto de eco y que es acompañada por la faceta tierna y dulce de Nicole. “Sit Up & Hum”, le da protagonismo a la vocalista en la primera parte, con un marcado de batería o percusiones a destiempo, para luego volver a adoptar una hermosa y perfecta distorsión que es sólo el puente para unos rasgueos lentos, decadentes, mágicos, psicodélicos y entumecedores. Los señores de “Mr. Gnome” son unos maestros de los ritmos, saben combinarlos a la perfección, pisándole a la velocidad, subiéndole a la distorsión, siempre acompañado del sonido de los platillos de Sam y poniendo freno de forma delicada. Al minuto 4, nuevamente la voz de la vocalista vuelve a tomar el timón de este barco musical psicodélico. Al final de la canción, los coros fantasmales vuelven a acompañarnos, dejando atrás la psicodelía y dando paso a un rock agresivo, garagero, distorsionado, salido de las entrañas.
  • “Titar” es una canción que dura apenas 1:40, y que nos lleva de la mano con fantasmales punteos de guitarra y una atmósfera a base de otros sonidos de guitarras y sintetizadores.
  • Ahora bien, la siguiente canción, es probablemente una de las canciones que más debo recomendar dentro del disco, comenzando desde el título de la rola: “Vampires”, es una canción que nos lleva de la mano por un VERDADERO viaje sonoro. Empieza con un raro ritmo que sólo podría definirse de alguna manera como un híbrido entre el folk, algo de country y música infantil, en donde la voz de Nicole se adapta perfectamente a este tono inocente y bizarro. Debo decir que incluso, parece que dos canciones diferentes hubieran sido fusionadas en esta rola. Separadas por un pequeño silencio, la distorsión llega para partir tímpanos y dar paso a una canción como pocas, de esas que se hacen con el alma, el corazón y probablemente, muchos buenos hongos en el organismo. Una canción que viaja por mundos de nostalgia, dramatismo y fantasía, que de alguna forma única nos lleva a un lugar donde la felicidad y la desesperanza conviven de manera funcional. Una HERMOSA canción que sigue quitándome el aliento cada vez que la escucho… además de que tiene uno de los videos más bizarros y perturbadores que he visto en mi vida.
  • “Cleveland Polka”, comienza con el feedback distorsionado de la guitarra… y después de “Vampires”, tiene como misión que el escucha siga pensando que “Mr. Gnome” es una banda llena de genialidad musical. Distorsión y velocidad desde el principio, una de las canciones de la banda que incluso te permitiría hacer un buen headbanging, pero que también te permitiría bailar. Es hora de la polka rockera de Mr. Gnome. Putazazo de canción, sería el mejor adjetivo para describirla.
  • Posteriormente llega “Pixie Dust” con una batería a destiempo y unos punteos melódicos y delicados. La voz de Nicole nos transporta nuevamente a una atmósfera fantasmal con ayuda de los coros. Una de las rolas que menos cambios de ritmo tiene durante su ejecución, pero que es una apuesta por las sensaciones atmosféricas totales.
  • “Today Brings A Bomb” trae consigo una de las rolas más divertidas y “más ligeras” dentro del disco. La fuerza de esta canción radica en una sola cosa: las distintas voces grabadas de Nicole, que se convierten no sólo en la voz que le da letras a las rolas, sino también en una herramienta musical para complementar las canciones de la banda. Es probablemente una de las canciones más garageras también, teniendo su solo de guitarra a mitad de la rola.
  • Vamos por la penúltima canción que lleva por título “Searider Falcon” que nos vueve a otorgar un sonido “distinto” dentro de la línea no tan recta que sigue el estilo musical de la banda. Una canción que se apoya mucho en el rasgueo y punteo de su guitarra y que se hace acompañar del excelente marcado del ritmo de la batería. Una pieza meramente musical con ciertas voces de Nicole al final, que suena poderosa incluso en su “simplicidad” instrumental. Headbangueo seguro con esta rola. Genialidad de principio a fin.
  • Para finalizar, llega la rola que da nombre al disco: “Heave Yer Skeleton” con una gran intro, que va creciendo y llenándonos de expectativas sobre cómo sonará el final del disco. La voz de la vocalista no se hace esperar demasiado, introduciéndonos a una melodía de teclados delicados y tiernos. Una rola que crece con los hermosos coros y el teclado, convirtiéndose en una río que inunda tus oídos con una atmósfera pacífica. Los “Mr. Gnome” pudieron haber cerrado con una rola llena de distorsión y que jugara nuevamente con ritmos a diestra y siniestra, y en lugar de esto, le dieron un giro de 360° a mis expectativas, regalándome una cierre pare relajarse y dar una muestra de que en combinación de influencias y géneros son unos expertos.

Como decía al principio, este disco no es un trabajo fácil y no está hecho para todos los gustos. Probablemente unos lo odien y otros lo amen, no me parece que puedan haber medias tintas con “Mr. Gnome”. A mi en lo personal, este disco me fascina de principio a fin. Creo que no hay una sola canción que tenga desperdicio y que además juega con una de mis características favoritas: la atmósfera, tan olvidada muchas veces por los artistas musicales actuales. La música es una forma de catársis, una forma de transportarte hacia otro mundo, y si el músico no logra construir una atmósfera que te saque mentalmente de tu mundo y te atrape en el suyo, entonces aún no es un artista completo.

Los señores de “Mr. Gnome” tienen una gran maestría en la construcción de atmósferas, a base de distintos ritmos, combinación de géneros y coros mágicos.

Sus letras viajan entre poemas sin sentido y frases hermosas y llenas de realismo. Vale la pena echarles una ojeada a cada una de las canciones y tratar de darle la interpretación que más se ajuste a tus experiencias personales. Aún no he tenido chance de escuchar su último disco, pero al menos “Heaver Yer Skeleton” ha entrado en mi lista como uno de esos discos que espero jamás soltar.

Dénles una oportunidad a estos músicos, a ver que tal les parece. Chequen el video de “Vampires”… y díganme si no es perturbadora.

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Sóley…. porque hay música más allá de Björk y Sigur Rós en Islandia « Gritos y Susurros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s