Blog de música rock y metal

Schoolyard Heroes: Los Frankenstein nacidos de la fusión de géneros.


Ahora que he cambiado de trabajo, el cual se basa prácticamente en pensar y escribir, no debería de tener razones para no sentarme a escribir un post en el blog.

El post de hace unas semanas, en la que reseñaba el nuevo disco de Nightwish, fue un post “progresivo” (por eso de la gran, gran extensión). Es por eso, que ésta semana quise divertirme un poco, escribiendo sin tantas complicaciones, ni análisis mareadores y escogí a esta banda como la banda que quería elegida por los dioses del inframundo.

 Schoolyard Heroes es una banda que en sus discos, suena aún más divertida que su nombre. La banda tiene uno de los nombres más cool y menos relacionados con el tipo de música que hacen o las letras que escriben.

Estos “héroes”, son probablemente una de las bandas con la que más me he divertido escuchando música. Con un sonido característico, que me hace reir mientras lo escucho y que además, combina una serie de temas que me fascinan: zombies, licántropos, historias de amor tétricas, películas de terror y humor geek, la banda se convierte en el cóctel perfecto, así como me lo recetó el doctor Frankenstein.

 

Schoolyard Heroes¿Y quíen carajos son los Schoolyard Heroes?: Para comenzar, haré de su conocimiento, que la banda murió en el 2009. Comienzo con esa noticia porque quiero hacerles sentir la decepción que sufrí cuando me hice fan y me enteré que nunca más volverían a sacar un maldito disco.

 Schoolyard Heroes fue una banda que se formó en Washington, contando con 4 geekisimos integrantes: Jonah Bergman en el bajo y los coros, Steven Bonnel en la guitarrita, Brian Turner en la bataca y la deliciosa y chingona voz de la señorita Ryan Donnelly.

 Sus obvias raíces musicales se revelarán con solo decir que: en el año 2000 intentaron concursar. en una “batalla de bandas cristinas”. Los héroes del patio de la escuela se quedaron con las ganas de participar porque la organización los echó cuando comenzaron a cantar un cover de “Last Caress” de los Misfits y… bueno, digamos que a la organización no le paracieron las letras “adecuadas” para su evento.

El horror punk tenía una nueva hija, tal vez no LA mejor, ni una de las que tendrá más influencia sobre futuras generaciones, pero que hacía punkcito sabrosón y de calidad.

 Posteriormente, Schoolyard comenzó a hacer apariciones y participar en concursos de bandas, hasta que en el 2003 lanzaron su primer álbum titulado “The Funeral Sciences” , y continuaron siendo productivos, hasta que completaron su tercer LP.

 Antes de continuar hablando de cada uno de los discos (con una dinámica diferente a la que usualmente trabajo), tendríamos que hablar un poco sobre el Horror Punk. Seguro hay muchos iniciados en el subgénero, pero vale la pena hacer un resumen de qué es y a qué suena, para los menos iniciados.

 

Horror Punk para el alma negra.

 

No me declaro experta en el tema, me gusta y he escuchado algunas cosas. Hay personas que están verdaderamente clavadas con el subgénero y si alguna quiere alguna vez comentar en el post, serán bienvenidas y se agradecerá su participación.

 

  • Punk: simpleza, tres acordes, anarquía, distorsión.

 

  • Horror Punk: ritmos rápidos, batacazos madreadores, todo combinado con las atmósferas y temas de las películas de terror, temas de ciencia ficción (películas y libros), MISFITS.

 Si los Misfits no hubieran tenido un sonido y una temática tan definida, probablemente el Horror Punk no hubiera llegado a formarse, o tal vez, hubiera llegado mucho tiempo después… nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos, es que The Misfits trajo a nuestros oídos el punk con pizcas de rock gótico y rockabilly, humor negro, temáticas obscuras y retorcidas, y mucha, pero mucha diversión.

 Muchas bandas nacieron fuertemente influenciados por los de Nueva Jersey, y se le agradecen rolas icónicas hasta el día de hoy.

 Como esto está pensado para crear solamente un pequeñísimo contexto para entender a la banda en reseña, te dejo un link a una fan page en Facebook en donde siempre hay buenas recomendaciones: Horror Punk

 

Reseñando a Schoolyard Heroes

 

Como decía unas párrafos antes, la dinámica de “reseña” va a cambiar un poco en este post, para hacerlo más “divertido”.

  •  The Funeral Sciences:

 

Álbum début de la banda, el cual vio la luz en el 2003.

 La primera canción nos introduce a una pequeña parte del estilo de Schoolyard Heroes: “The Curse of the werewolf”… pero si sientes que la banda no te ofrece nada nuevo, solo espera y verás que lo que encontrarás en cada canción se convertirán en quimeras de géneros de rock. Portada The Funeral Sciences

A medida que el álbum va avanzando, te vas dando cuenta que la etiqueta de Horror Punk se va quedando chica a medida que Ryan, Steven, Brian y Jonah nos regalan su música.

Una mezcla perfecta de la velocidad del punk, con riffs que desvarían entre un límite casi invisible entre el punk, el hardcore e incluso la agresividad del metal. Ryan Donelly nos regala una voz increíblemente multifacética, adaptándose como un camaleón a cada canción (todas diferentes). Steven Bonnell nos deja claro desde el principio que sus dedos saben como moverse bien en el brazo de la guitarra, con más de tres acordes. La bataca de Brian Turner marca los cambios de ritmo, a veces inesperados, pero siempre machacantes y el bajo de Jonah llega a tener sus buenos momentos de protagonismo.

Si a todo lo anterior le añades, voces de Opera (en algunas de las canciones), que le agregan una atmósfera aún más tétrica al disco y lo salpicas de ciencia ficción, películas de terror de antaño y juegos de vídeo, apenas y te podrías acercar a toda la diversión y buena música que la banda nos regala en su primer disco.

 

Recomendaré ahora algunas de las canciones, que se podrían llamar “mis favoritas” del álbum:

 

The Mechanical Mans VS The Robot From The Outer Limits:

 Sólo hay que escuchar la batería de Steve Bornell al comenzar para amar la canción, y para cuando llegamos el coro, es imposible no verte envuelto por el buen sonido de la banda.

 

Attack of The Puppet People

 

Comienza como todas mis canciones favoritas: nostálgica para ir creciendo en distorsión. Al llegar al coro, la bataca de Brian Turner se une a la crudeza de los riffs para convertirse en ese coro tan fantástico en donde Bergman grita:  I said from hell they came” they’re evil puppet people baby!”.

Si a esto le agregas que en verdad existe una película de serie B llamada “Attack of the puppet people”, la canción solo crece en coolnes.

 

The Klaw”

 

Abran los tímpanos porque llega tal vez mi canción favorita de todo el disco. Es difícil decidirse de entre todas las buenas rolas que tiene el álbum, pero sé que si me pedieran escoger una sola, escogería “The Klaw” sin pensarlo demasiado.

 

Comienza con un perturbador punteo de guitarra, la voz de Ryan por encima de la guitarra va hablando, susurrando, no sé sabe que esperar y justo en ese momento, la canción se convierte en un derroche de energía en donde Jonah grita: “You openen up and I pretend to give a fuck”.

 

Esta canción logra resumir todo lo que Schoolyard Heroes era: una mezcla de géneros e influencias, en donde no sabes donde terminaba un género musical y comenzaba el otro.

 

Boyfriend”

 

No hay una canción que me haya hecho reir tanto, sobre todo por cuestiones personales.

 

I hate your fucking boyfriend, i wish that he was dead…”, definitivamente una de las letras más graciosas que he escuchado en mi vida.

 

 Sincerely Yours, Jonathan Harker”

 

La canción lleva por título a uno de los personajes de “Drácula” del señor Bram Stoker.

Una excelente canción para cerrar un disco ya de por si genial en muchos aspectos. No dejen de escuchar el final de la canción, si ustedes no piensan en adjetivos como “épicamente gótico rockero operístico” es porque no escucharon bien la canción

  •  Fantastic Wounds:

 El segundo disco de la banda llegó dos años después, en el 2005. La portada del álbum recuerda esos pósters de películas de terror setenteras de series B, a las que tantos son aficionados.Fantastic Wounds

 Este disco, al igual que su antecesor, mezclaba gran cantidad de influencias de rock que iban desde el punk hasta tener sus coqueteos con algunos riffs progresivos. Hay muy buenas canciones en él, y es un disco bastante divertido, pero a mí en lo persona me parece el disco más flojo que la banda grabó.

 

Las canciones recomendadas para introducirte al mood de este segundo disco son:

 

Serial killers know how to party”

 

Ya desde el título de la canción, podemos adivinar que es una canción sumamente bizarra, que avanza impulsada por el excelente trabajo en la guitarra, la bataca y la dinámica voz de su vocalista. Con sus interesantes cambios de tiempo, se consolida como una de las grandes de este disco.

 

They Live:

 

We live like creatures, We love like homicide. We’ll write your future, Control both space and time. We control reality…”

 

Y esas cosas horror punkeras que todos amamos.

 

  • Abominations

 

Abominations El último disco de Schoolyard Heroes llegó en el 2007, probablemente, el mejor disco de su corta carrera y el que más disfruto de principio a fin.

No creo que haya una sola canción dentro de este disco que te pueda aburrir o que te pueda dejar de sorprender con lo simple y corto que les quedaba la categoría de Horror Punk.

 La voz de Ryan Donnely se monta en las más retorcidas notas para luego traerte una dulce y delicada voz, cambios radicales todo el tiempo, que la conviertan en tal vez no la mejor cantante de todos los tiempos, pero en definitiva, en una gran intérprete y la mejor opción que la banda pudo haber escogido.

 Los riffs de la guitarra, su distorsión, sus punteos, sus arpegios, su velocidad, la maestría con que Steven se dedicó a cada una de las canciones puede verse reflejada en este álbum, con atmósferas de película de terror y ciencia ficción maligna, la cual no hubiera sido lo mismo sin la guitarra.

 La bataca hace aquí su mejor trabajo, convirtiéndose en la constructora del ritmo, la líder en velocidad, medios tiempos o pasajes tranquilos, y el bajo, aunque por momentos parece no estar, se encuentra siempre haciendo un excelente trabajo de amtósfera y relleno.

 Todo el disco de “Abominations”, es un álbum que no puede siquiera ser definido por la cantidad de influencias que tiene, además de que líricamente, es probablemente el álbum más bizarro, retorcido y divertido que Schoolyard Heroes realizó. Solo para poner de ejemplo, la primera canción del álbum tiene una de mis frases favoritas de la vida, y que siempre me gusta cantarle a alguna persona especial: “Take off your skin and dance with me, cut off yout tongue and sing for me…”

 Me quito el sombrero ante este álbum y ahí les van mis canciones recomendadas, las cual escogí con bastante dificultad:

 

Dude, where’s my skin?”

 

Probablemente una de las canciones más pegajosas que la banda realizó, un deleite de riffs de principio a fin, que en el coro agrega algunos sintetizadores para darle una mejor vibra tétrica a la canción. Energía pura.

 

You’re so dead to me, i wanna see you suffering for me…”

 

 Plastic Sugery Hall Of Fame”

 

Más energía al llegar al coro cuando Ryan Donnely y Johan cantan: “You’re so pretty and you’re SO dead…”

 

Punteos de guitarra, riffs poderosos y rápidos, cambios de ritmo… ¿Qué más se puede pedir?.

 

Cemetary Girls”

 

Con el intro marcado por la bataca al que posteriormente la guitarra acompaña para convertirse e una canción “típica” (si es que se puede llamar así) de Schoolyard Heroes.

 

Violence is all the rage”

 

Tal vez no sea muy diferente a otras de las canciones de Schoolyard Heroes… hasta que escuchas el coro, el cual raya en un increíble bien construido pop rock, imposible de dejar de tararear el resto del día.

 

 Y tengo que parar porque si sigo mencionando canciones, terminaré recomendado todas las canciones del disco. Mejor ve a Grooveshark y escucha los tres discos, si te laten, los compras, si no, pues los olvidas, pero podría apostar mi piel y lengua a que aunque sea una de las canciones de Schoolyard Heroes te perseguirá algunos días.

 Lo que daría porque la banda estuviera junta aún, pero como me pasó con The Distillers, llegué a hacerme fan de la banda cuando ya no tenían más que dar. Sin embargo, la banda de Washington nos dejó un buen legado, que estoy segura que al igual que los zombies y monstruos de sus rolas, siempre nos persiguirán y regresarán de la muerte.

Anuncios

2 comentarios

  1. buenísimo el post amo esta banda!

    24 abril, 2012 en 11:20 pm

    • ¡Qué bien recibir un comentario en este post! Pensé que a nadie le había interesado!… Es MUY buena banda, yo también los amo :)… Gracias por comentar.

      27 abril, 2012 en 12:25 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s