Blog de música rock y metal

Nightwish: Imaginaerum, Un Soundtrack Metalero.


Advertencia: Esta es una reseña escrita por una fan de hueso colorado. La capacidad de síntesis brilla por su ausencia.

En un post de hace ya un tiempo, escribí algo sobre Nightwish. Nunca antes había tenido la oportunidad de reseñar algo sobre la banda porque el disco de “Dark Passion Play” nació mucho antes de que yo tuviera la idea de hacer un blog musical.

Pero hace ya algunos meses llegó la oportunidad de traer a este blog, un post dedicado a la banda que marcó mi vida puberta y que me introdujo hacia este hermoso género musical que es el “Metal”, con sus subgéneros y e hijos híbridos musicales.

Guardé silencio durante muchos meses, sin mencionar nada sobre la banda, porque me había hecho el propósito de no reseñar nada hasta tener el disco original, con todo y su paquete de edición limitada que, diciéndolo de alguna manera, me dio la “reventada económica” de mi vida. El paquete tardó meses y meses en llegar, pero lo tengo ya en las manos, y como fanática asquerosa que soy, sé que cada peso fue la MEJOR inversión que pude haber hecho en años. En fin, podría hablar de lo magnífico que es el boxset de edición limitada, pero, ustedes están aquí para leer reseñas (espero yo).

Comencemos por el principio, antes de que me vaya en uno de esos viajes marihuanescos y terminé haciendo una reseña sin estructura de esas que me encanta escribir.

Tuomas Holopainen “Dark Passion Play” vio la luz en el 2007, nacido de una época difícil y controversial: Tarja Turunen (diva-diosa metalera sinfónica) había sido expulsada de Nightwish por “mala actitud y compartamiento”, “Adán y Eva del Edén style”. La salida de Tarja se dio a manera de una carta abierta, en la cual TODOS: fans, no tan fans, haters y el público en general, nos enteramos de todos los “pecados” que Tarja había venido cometiendo desde hacía ya un tiempo dentro de la banda. Posteriormente, Tarja Turunen realizó una conferencia de prensa, en la cual expuso su lado de la historia, sus respuestas a cada uno de los puntos que fueron tocados en la carta y hasta soltó sus buenas lágrimas de cocodrilo. Todo esto se convirtió en una tormenta de “te digo y me dices”, llevado a proporciones tan épicas como algunas de sus canciones, gracias al apoyo de los medios de comunicación.

Como fan, puedo decir lo siguiente: En este tipo de historias, siempre hay dos lados distintos de la historia, dos puntos (o incluso más), sobre lo que realmente pasó. Que Tarja era una diva cabrona podría ser cierto, pero también podría ser cierto que Tuomas y el resto de la banda NO eran unos tiernos corderitos. Siempre me pareció de muy mal gusto la forma en que Tuomas y el resto de la banda decidieron deshacerse de Tarja, ensuciando su imagen, poniéndola como la “mala” del cuento, ridiculizándola frente a todos. Me parece la jugarreta más sucia y no digna de alguien como Tuomas Holopainen, teniendo en cuenta que alguna vez el frontman habló acerca de lo mal que se había sentido como ser humano, al no tener el valor de expulsar de una manera “apropiada” a Sami Vänskä, primer bajista de la banda. Lo que había hecho con Tarja Turunen, su musa y amiga por tantos años, era algo aún más bajo que lo que había hecho con Sami. Loque verdaderamente pasó en esta novela metalera, lo saben solo las dos partes. Al final, Tarja Turunen se lanzó de solista con una canción bastante catártica de la situación sucedida. I Walk Alone

Poco tiempo después, llegó Anette Olzon, quien trajo consigo más controversia, al no ser la decisión más “obvia” en cuanto a el rango vocal que Turunen manejaba. La voz de Anette era comparada con la de Tarja. Comparación que no podría ser evitada por los fanáticos, ni siquiera teniendo en cuenta que no había punto de comparación, porque ambas cantantes se mueven en estilos de canto TOTALMENTE diferentes. Anette tampoco fue de mi agrado desde el comienzo, pero Nightwish iba más allá de la voz de Tarja. Es cierto que Turunen era un gran pilar de su sonido, sin embargo, era Tuomas Holopainen la cabeza que siempre había dirigido la banda. Era Tuomas Holopainen quién siempre había escrito las letras, había hecho las composiciones y había decidido con ellas hacia que aguas se movería musicalmente la banda.

Con todo, eso, “Dark Passion Play” llegó en Septiembre de 2007. Un poco antes habían lanzado los sencillos de “Amaranth” y “Eva”, que nunca fueron de mi total agrado. En este disco, nuevamente la Orquesta sinfónica de Londres volvía para continuar lo que había comenzado con “Once”. Imaginaerum

Tuomas habló de lo obscuro que era este álbum, por venir de un momento en que no se encontraba bien, después de la salida de Tarja. Y en verdad, el álbum cuenta con unas canciones bastante “obscuras” .

Tenía mucha esperanza en este álbum… pero la verdad, como fan, no me dejo totalmente satisfecha. Siempre me pareció un disco muy flojo, incluso me atrevería a decir que en muchos aspectos, contiene las peores canciones que Nightwish haya hecho jamás. Por fortuna, había algunos momentos en el disco llenos de brillo, que lograban darme un poco de esperanza, y que levantaban enormemente este disco, como lo era “The Poet and The Pendulum”, “Master Passion Greed”, “Sahara”, “The Islander”, “Last of the Wilds”… y hasta podríamos decir que “7 Days to the Wolves”. Muchas veces sentí que el resto de las canciones existían en el disco por mero relleno. La voz de Tarja se hizo extrañar muchísimo, y aunque Anette hizo un trabajo decente, las canciones le quedaban grandes y extrañas.

Pasaron muchas cosas después del lanzamiento de “Dark Passion Play”, hasta que por fin, el año pasado se anunció la llegada de un nuevo proyecto, un proyecto de lo más ambicioso.

Desde el primer momento en que leí la noticia acerca de una película y un álbum que funcionaría como soundtrak para esa película, me dije a mí misma: “algo se trae entre manos Holopainen”. Me da muchos gusto, que Tuomas haya regresado. He estado siguiendo con mucho interés las entrevistas que se le han hecho, y el finladés trae otra cara.

Holopainen tiene muchos años diciendo que Nightwish no lo hacía feliz, que había perdido su inocencia, tanto musical como espiritual, y que probablemente jamás volverían a entregar discos tan buenos como lo fueron “Angels Fall First” y “Oceanborn” en su momento (sin lugar a dudas, los dos mejores discos de Nightwish, si me preguntan a mí). Sin embargo, con este nuevo trabajo, a Tuomas se le ve feliz, contento y satisfecho consigo mismo y con la banda, cosa que no veía en su cara (de entrevistas al menos), desde que el “Century Child” había nacido.

SOBRE NIGHTWISH

Haciendo research, me encontré con varias reseñas de “Imaginaerum”: Algunas buenas, otras no Frontman Tuomastantas, y LA PEOR que he leído en mi vida. No solo porque sea una reseña negativa sobre Nightwish, sino porque en general, la reseña nunca llegó. La subjetividad y el “odio” a Tuomas Holopainen acapararon la reseña entera.

Solo quiero decirle a la persona, antes de empezar con mi propia reseña:

  1. Tuomas Holopainen tiene delirios de grandeza y delirios egocéntricos: Probablemente si. Todos las canciones de Nightwish hablan sobre Tuomas y son para Tuomas. Todo fan de Nightwish sabe que la música de la banda siempre ha sido una especie de terapia para Holopainen, pero de alguna forma, muchas personas (incluyéndome), se han visto reflejadas en las letras del finlandés. Además, dudo mucho que algún músico realice su trabajo pensando “en los demás”.
  2. Imaginaerum es el sueño guajiro de Tuomas Holopainen de hacer un soundtrack: Empezamos por decir que, si alguna vez has leído un poco sobre Holopainen, sabes que ama las bandas sonoras de las películas. Que uno de sus trabajos musicales favoritos de todos los tiempos, fue el trabajo hecho por Hans Zimmer en “Gladiator”, y que siempre ha sido su más grande sueño, componer el soundtrack de una película. Nightwish siempre ha sido pensado como música para películas, y es por eso, que muchos somos fans de la banda.
  3. Las canciones hablan sobre cuentos, sueños y fantasías: Dude, esto ha sido una marca dentro de las letras de Tuomas desde “Angels Fall First”. Blancanieves, el país de nunca jamás, enanos, brujas y el mundo de Tolkien, han sido fuente de inspiración de Tuomas, y muy probablemente lo seguirán siendo.

Mucho he aprendido estos últimos meses acerca del respeto y tolerancia hacia trabajos que no te gustan. La subjetividad, nunca estará descartada en una reseña de disco, eso sí. La diferencia está en escribir una reseña y dejar que tu subjetividad se desborde en intolerancias y faltas de respeto.

IMAGINAERUM

Portada de Imaginaerum

Ahora sí, hemos llegado a la parte que realmente nos concierne: la reseña del nuevo álbum de Nightwish (a estas fechas, ni tan nuevo).

La banda de Tuomas, Marco, Emppu, Jukka y Anette se decidieron a realizar el trabajo más pretencioso de su carrera: Una película basada en 12 historias concebidas por Tuomas Holopainen, historias que fueron tomando forma y se decidió que lo ideal, sería realizar una película que las contuviera como eje rector.

Las canciones fueron concebidas para transmitir cada una de las historias, lo que explicaría sus sonidos tan variados.

Entrar al mundo de “Imaginaerum” es entrar a una montaña rusa, llena de subidas y bajadas, situaciones inesperadas y diferentes sensaciones. Me atrevería a decir incluso, que es el disco más maduro que la banda ha hecho hasta el momento. El sonido de Nightwish es muy característico, pero en mi opinión, después de este disco, nunca nadie jamás podrá escucharse como ellos. Se han encontrado a sí mismos, ahora más que nunca, se han definido y de aquí no hay vuelta atrás.

Es hora de despedirse de discos como “Angels Fall First”, “Oceanborn” o “Wishmaster”, pero eso no me impide darme cuenta de que la banda ha crecido y evolucionado, y que puedo seguir amando su nuevo sonido. Este nuevo disco nos trae un Nightwish que hace lo mismo, y sin embargo, suena nuevo y sorprendente.

  • Comenzando por “Taikatalvi”: Nightwish jamás había incluido dentro su discografía, una canción que sonara a manera de “intro” para uno de sus discos. Muchos menos, se había incluido una canción que se cantara totalmente en finlandés desde el principio. Usualmente, las canciones cantadas en su lengua madre, eran tiradas para el medio o el final de alguno de sus discos.

Taikatalvi, comienza enigmática, con un sonido de caja musical, que va pintándose con la voz de Marco, cantando en uno de sus registros más tiernos. A medida que la canción va avanzando, nuevos intrumentos van al encuentro de la voz del bajista, los arreglos orquestales van apareciendo en forma de percusiones, flautas, gaitas, chelos, violines y arpas. Una hermosa canción.

  • La tranquilidad de “Taikatalvi” da paso al primer sencillo del disco: “Storytime”.Probablemente “Storytime” sea una de las canciones que contiene uno de las tonadas y coros más pegajosos que he escuchado en los últimos años, para una canción de metal. Si al final de la canción, no tienes el coro y la voz de Anette en la mente, es porque hay algo malo en ti.

Abre con el teclado de Tuomas, quien marca como siempre, la tonada y el ritmo que la canción llevará. Desde el comienzo, suena a una canción de Nightwish, y sin embargo, no causa dolores de cabeza o mal sabores, como me lo hizo en su tiempo la canción de “Amaranth” (en mi opinión, una de las peores canciones que la banda ha hecho).

Los riffs y la batería de Jukka llegan a darle poder y energía a la canción, y de ahí, todo se convierte en una buena canción de sencillo, apoyada con los hermosos arreglos de orquesta, que le dan más vitalidad y magia a los 5:22 minutos de canción. Desde que Anette comienza a cantar “I am the voice of never, neverland…” te das cuenta que algo ha cambiado en la vocalista. Por fin, Anette se siente como parte de la música, por fin la canción va de acuerdo a su estilo y el trabajo musica deja de quedarle grande.

La canción de “Storytime” nos marca una idea general de cómo se irá desarrollando el disco de aquí en adelante, incluso podríamos decir que esta canción es realmente un resumen de todo lo que encontraremos a lo largo de las 11 canciones siguientes: Poderosos riffs, hermosos arreglos orquestales, coros enigmáticos, energía y mucha, mucha fantasía.

  • Al terminar la segunda canción, rápidamente llega una “Ghost River”. Emppu se pone guapo, abriendo la canción con poder y un riff de esos que tanto hicieron falta en mi vida. El riff se adorna con el batacazo de inicio de Jukka y el poder de la sinfónica de Londres. Los riffs van avanzando, y dan paso a una canción de medio tiempo que parece no “ofrecer nada nuevo”, en donde Anette Marco y Emppucanta, imprimiéndole vida a la canción, dándole una personalidad propia. Luego, la energía se eleva, los riffs llegan más metaleros, la orquesta vuelve a tomar los instrumentos y la voz de Marco marca un cambio de ritmo y sonido, realizando uno de los coros más “histriónicos” que Nightwish nos haya entregado. La voz de Anette y Marco se conviertan en personajes distintos a ellos, personajes que nos relatan la pelea entre “Gaia” y “El Diablo”. La madre tierra invitando a los seres humanos a vivir la vida, a descubrir nuevos lugares, a aventurarse. El diablo retándonos a hacer lo mismo, pero siempre amenazándonos con el peligro de caer, de no regresar nunca jamás.

Cuando llega el minuto 3:38, los riffs de Emppu vuelven a ser los personajes principales, recordando a canciones más agresivas de Nightwish como “Slaying the dreamer”, “The Kinslayer”, o incluso “Master Passion Greed”. Pronto llegan una nuevo elemento en la música de Nightwish: los coros de niños, quiénes le imprimen un nuevo sentimiento a las canciones, llenándolas de magia . Canción llena de energía que finaliza con la guitarra de Emppu, miembro de la banda, que a mi parecer, está un poco olvidado.

EmppuSi algo podemos decir de Emppu, es que el señor de 1.65 mts, podrá no ser el finlandés más alto, pero probablemente es uno de los mejores construyendo riffs chingones. No se puede decir que sea un gran virtuoso de la guitarra, pero en cada disco nos ha entregado riffs poderosos que van desde la velocidad y melodía del power metal hasta llegar al estruendo y agresividad del thrash.

  • Para la cuarta canción, llega una de mis favoritas del álbum. Nightwish probablemente nunca será la mejor banda de Jazz, e incluso, esta canción podrá ser una canción jazzera muy floja, sin embargo, está extraordinariamente bien armada. Punto extra para la banda y para Tuomas, que por fin se decidió a explorar nuevos sonidos, haciendo algo que jamás habían intentado. El teclado de Tuomas es el encargado de marcar el ritmo y sonido de “Slow, love, slow”. Canción que fue hecha con el objetivo de transmitir un atmósfera de un club de los años 30 en Estados Unidos.

La canción es adornada con otros arreglos, pero, la voz de Anette es la protagonista principal de esta canción. Jamás en la vida pensé en decir esto, pero: aunque tal vez Tarja pudiera haber hecho un trabajo interesante en esta canción, no puedo concebir o imaginarme la canción con otra voz que no sea la de Anette. Supo como hacer suya la canción, se metió en el papel de una seductora cantante de Jazz, y lo logró de una manera impresionante.

Esta canción me sigue sorprendiendo como fan, al pensar que este sonido proviene de Nightwish, la misma banda que tiene como canciones como “Astral Romance” o “Two for tragedy”, que se podrían clasificar como “baladas”, al igual que esta canción.

Además, es una de las pocas canciones en donde Emppu tiene la oportunidad de hacer un solo de guitarra. Un solo nada fenomenal, pero que de alguna manera emociona al escucharlo, sintiendo que sale directo de las entrañas del guitarrista. GRAN canción, grande. Nunca dejaré de aplaudirles por dar un paso hacia otro sonido. Experimentar es bueno. Puntos extra, el bajo de Marco, suena perfecto en cada uno de sus acordes.

  • “I want my tears back”, es una de las canciones que amarán los fans fundamentalistas de Nightwish, por ser una rola que por su inicio directo, recuerda a canciones como “Dead to the world” o incluso “I wish i had an angel”, y que además, coquetea con esos sonidos celtas que tanto agradan, recordando también por momentos a “Last of the wilds” o una canción que yo adoro: “Moondance”. Nuevamente, Anette vuelve a aparecer, alejándose del viaje que fue “Slow, love, slow”. Una de las canciones en las que no puedes evitar querer hacer air guitar y brincar al ritmo del puente musical, que suena lleno de energía positiva. En cuanto a las letras, conceptos viejos de Tuomas vuelven a aparecer en la canción como son los “Meadows of heaven” y el deseo eterno de regresar a la época donde todo era bueno, noble e inocente: su infancia. Además, el sonido en pareja que resulta de la fusión de la guitarra de Emppu y las notas del tecldo de Tuomas regresan en una parte de la canción.
  • Posteriormente llega “Scaretale” y me atrevo a decir que: probablemente están a punto de escuchar una de las mejores canciones que Nightwish haya dado en su carrera. Es imposible describir la maestría con que cada uno de los integrantes ejecuta sus instrumentos, que han dejado de ser instrumentos y se han convertido en extensiones de ellos mismos. No me atrevo siquiera a describirla por completo, porque cada escucha es un viaje diferente, en el que encuentras nuevos sonidos que no habías encontrando antes. Digamos que es una mezcla de riffs thrasheros speedosos, con batacazos rápidos y enérgicos, sombrías voces enigmáticas, orquesta sinfónica, música de circo, y probablemente LA MEJOR interpretación vocal que Marco haya tenido en toda su historia con la banda, convirtiéndose en una especie de bufón gótico y siniestro. Anette, hace un trabajo más allá de lo que alguna vez se esperó de ella: convirtiéndose en una especie de bruja malvada, que persigue y eriza la piel con chillidos y voces extrañas. Algunos los han comparado con el sonido que “Diablo Swing Orchestra” ha logrado, y sí, probablemente es lo más cercano a una descripción… y eso que el sonido de “Diablo…” es un sonido muy único e indescriptible.

Una canción que mientras la escuchas puedes imaginarte cientos de imágenes de tus peores pesadillas con una estética muy al estilo de Tim Burton. Épica como pocas, Nightwish en cada nota, dándonos esperanza y dejando de lado ese mal sabor de boca que fue para muchos el disco de “Dark Passion Play”.

  • La siguiente canción se llama “Arabesque”, que al parecer fue concebida como una pieza de soundtrack más que como cualquier otra cosa. Una canción con hermosos arreglos que nos transportan a una película realizada en el desierto, tal vez a alguna aventura épica en Egipto, entre las ruinas de los antiguos faraones. Una canción épica y que realmente nos hacer ver que a pesar de que puede ser un pinche egocéntrico con delirios de grandeza (como dicen algunos), Tuomas Holopainen ha alcanzado su maestría como compositor, está en el punto más alto de su genialidad.
  • “Turn loose the mermaids” llega a aplacar la energía y nos lleva a un viaje sonoro, a mares lejanos a través de hermosos arreglos. Podemos imaginar a una sirena, cantando en una roca en el mar, acompañada de sonidos de aíre y la delicada melodía de Tuomas como acompañante fiel.

A la mita de la canción, la cosa cambia, convirténdose en un híbrido musical que nos lleva al lejano oeste, al mundo de los pioneros estadounidenses, para pronto regresar a la voz tierna de Anette haciendo lo suyo en tus oídos.

  • Pronto llega “Rest Calm”, una canción que causa opiniones encontradas. Para comenzar, es una de las canciones que cuenta con influencias Doom, y que Tuomas dijo haberla compuesto de esa forma porque quería incluir algo que tuviera elementos de una de sus bandas favoritas: “My Dying Bride” (una de mis favoritas también). El sonido doom se puede escuchar en los riffs de Emppu, quién se encargó de hacerlos pesados, lentos y decadentes, aderezado nuevamente con las melodías de Tuomas.

Al terminar el intro de la canción, la velocidad sube hasta convertirse en una canción a medio tiempo, que deja sentir toda su energía metalera en los riffs distorsionados de Emppu. Al llegar al coro, en donde esperas que la canción se convierta en minutos de voces enérgicas, la banda nos da la sorpresa, convirtiendo el coro en una balada delicada.

Marco payaseandoSé que muchos no estarán de acuerdo con convertir el coro en una balada, pero para que vean que hay para todos, Emppu nuevamente nos regala un buen solo de guitarra, que, aunque no quiera admitirlo, se hacen extrañar algunas veces en las canciones del disco.

  • La canción que sigue, fue la única canción compuesta por Marco Hietala: “The crow, the owl and the dove” nos introduce a la canción con un arpegio de guitarra. En lo personal, pienso que es la única canción floja del disco, pero debo admitir que suena como una bonita balada: guitarra cristalina, flautas celtas, coro pegajoso, riffs distorsionados, que seguro complacerá a muchos y a otros amargados como yo, les pase desapercibida.
  • La siguiente canción se puede describir simplemente con leer el título de la canción: “Last ride of the day”. Una canción que suena poderosamente épica, iniciando con los arreglos de orquesta que crecen cuando los riffs metaleros se unen y las voces del coro aparecen. Un descanso llega con la voz de Anette y que va llenándose, inflándose, adquiriendo energía, como una bola de nieve. Al llegar al coro, toda la energía llega a un punto alto, por lo que tiene que estallar en un coro pegajoso (algo como lo que esperaba que pasara en “Rest Calm”). Tengo que decirlo: mi parte favorita de la canción son en definitiva, los riffs de Emppu, que me recuerda por momentos a los que se hacían en “Once”, en donde la orquesta se hacía un solo ente al fusionarlos con la guitarra eléctrica. Una subida y bajada de energía, un viaje en montaña rusa. Una canción en la que prácticamente lo único que les hizo falta fue poner a Marco Hietala a gritar: “We’re Nightwish and we’re back, BITCHES!”.
  • Finalmente, llegamos a LA canción más épica de todo el álbum: “Song of Myself”. Trece minutos y un poco más de Nightwish en todo su esplendor: La orquesta está más presente que nunca, los coros le dan un toque único, mágico, que nos transportan a paisajes en donde los personajes tan amados por Tuomas y creados por Tolkien conviven en la tierra media. Anette, por fin te sientes parte de Nightwish, por fin dejas la timidez y el miedo de competir con Tarja, y te desplayas haciendo lo tuyo en la canción.

Los descansos musicales, pintados con toques tiernos, son intercalados con riffs y batacazos salidos de los brazos y bombos de la batería de Nevalainen.

Ademas, dentro de la canción regresa uno de mis elementos musicales favoritos de las canciones de metal sinfónico: el uso de los silencios. Solo en el metal sinfónico han sabido aprovechar como se debe, la magia y el poder que te da el silencio. Silencios combinados con explosiones de energía musical, la mejor manera de hacer una canción épica, aún más épica.Nightwish

El final de la canción se convierte en un gran recital de poesía dedica a Wal Whiltman, uno de las grandes influencias de Tuomas en todos los aspectos. Todo lo que Tuomas ha escrito alguna vez, ha sido influenciado por el verso libre de este poeta, y aunque muchos dirán que peca de excesivo y largo, a mí me parece una hermosa forma de cerrar una canción que desde el principio se trata de la vida del frontman de la banda. Si a las hermosas palabras de Whiltman, le agregas que el final épico de “Song of Myself”, recuerda por momentos a una de mis canciones favoritas de la banda como es “Dead boy’s poem”, entonces, esta canción se convierte en una canción de 10.

  • Para finalizar, como cierre de créditos, llega “Imaginaerum”, que resume con épicos arreglos de orquesta, todas las canciones dentro del álbum. Esta canción, más que ninguna otra del disco, pega justo en el clavo para que nos demos cuenta que más que un disco, Nightwish y Tuomas, concibieron un soundtrack. Es el soundtrack de la vida de Holopainen, con sus buenas y sus malas experiencias. Tuomas hizo realidad su sueño y realizó justo el trabajo que quería: una película que habla sobre él y un soundtrack que musicaliza su vida.

Este disco es inmenso, por donde lo quieras ver: desde la concepción, producción y recientemente, su distribución.

Es un disco que tardó mucho tiempo en ser concebido, como todos los buenos álbumes. Un disco en el que Tuomas se olvidó de las presiones y se dispuso a hacer las cosas como el quería que se hicieran. Un disco donde Marco, Jukka, Emppu y especialmente Tuomas, olvidaron la figura de Tarja Turunen, y se dieron cuenta de que, aunque las épocas de Power metal sinfónico fueron buenas con Tarja, era hora de que Anette se integrara verdaderamente a la banda. Anette no tiene la fuerza de imagen, presencia y fuerza de carácter que Tarja tenía, y Tuomas se dio cuenta de esto con malas experiencias. Sin embargo, aprendió que él debería ser, ahora más que nunca, el eje de la banda, el “sol” de su propio universo. El, es el frontman de la banda, y Anette fue protegida , dejándole solo la responsibilidad de ser la vocalista.

Nightwish llegó a reivindicarse con este disco. La fórmula sigue siendo la misma, pero mejorándola a tal punto, que suena a algo nuevo y fresco, una banda que recuperó el gusto por hacer música. Nigthwish solía tener un estilo muy marcado para cada disco, pero en “Imaginaerum” esos estilos son fusionados a tal punto que te das cuentas que estás escuchando todo lo que alguna vez hicieron. Se extrañan algunas cosas como los solos de guitarra de Emppu, pero también hay que admitir que llegaron a ser predecibles, y que, teniendo en cuenta el impresionante disco que armaron, aprendes a aceptar las nuevas características.

“Once” fue un disco que marcó una directriz, y que sin embargo, no proponía nada nuevo. El sonido venía cansado incluso desde el disco de “Century Child”, Once solo renovó el concepto, incluyendo una verdadera banda sinfónica que al fusionarlo con el poder de Nightwish lograba algo nuevo para la banda. Sin embargo, “Dark Passion Play” nos quedó debiendo, y mucho, por lo que “Imaginaerum”, llegó para renovar mis esperanzas de evolución para la banda y la ilusión de seguir teniendo canciones épicas por parte de Holopainen.

“Imaginaerum” es un gran disco. Incluso lo podría situar como mi tercer álbum favorito de la banda. Es un álbum que no será fácil de digerir para algunos, pero para los que ya lo hayan hecho, sabrán que Nightwish ha alcanzo el punto más alto en sus carreras: musical y comercialmente.

Gracias Holopainen, te luciste.

Anuncios

5 comentarios

  1. Pingback: Gritos y Susurros

  2. Milguer

    Muy interesante tu articulo y debo decir que hiciste un gran trabajo, al igual que tu este disco me encanto y mucho realmente, cada tema es una obra maestra, pongo el disco a escuchar y mi imgainacion empieza a trabajar creando mundos epicos y de controversia (algo que muy pocos discos me hacen sentir) pero el tema que mas me fascino fue la dulzura de “turn loose the mermaids”, la dulzura de sirena con el toque celta al final…un tema muy cabron! XD XD

    2 julio, 2012 en 12:45 pm

    • Es un gran disco, coincido contigo… y a mi parecer, es uno de los discos dónde Nightwish intentó reiventarse en la medida de lo posible. Me da mucho gusto que te haya gustado el post y que hayas pasado a dejar un comentario, saludos! 🙂

      2 julio, 2012 en 8:04 pm

  3. Paolyta Holopainen

    Me agrado mucho leer este articulo, ya que así fui analizando cada una de las canciones que se incluyen en el nuevo Álbum de Nightwish. En lo único que no concuerdo y respeto mucho la opinión del creador o creadora del articulo es en la canción, The crow, the owl and the dove, me parece una pieza magnifica, creo que nunca me cansaría de escuchar ese tema, ademas transmite tantos sentimientos a tal punto que la segunda vez de escucharla, no pude evitar las lagrimas porque me llego al corazón y saco mis sentimientos ocultos. y la mas floja en mi punto de vista claro esta, es slow,love,slow, es una hermosa cancion que demuestra que nightwish esta explorando nuevos caminos en terminos musicales, pero no me transmite nada, solo me agrada porque la voz de annete se destaca bastante, es excelente su interpretación y como dices hizo suya esa cancion, se apropio y le coloco ese toque unico, sensual y dulce de su voz..

    sin nada mas que decir, Muy interesante el articulo, Gracias por Compartirlo 😉

    9 mayo, 2012 en 12:32 am

    • Al contrario, gracias a ti por dejar tu comentario. Además, los puntos de vista distintos serán siempre bienvenidos. Muchas gracias por tomarte la molestia de leerlo. Saludos 🙂

      10 mayo, 2012 en 8:18 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s